Caballos y flores

Caballopor Trudie Rutten BFRAP, Holanda

En Octubre de 2012 un grupo de BFRAPs (terapeutas Bach para animales) celebraron su día anual. Fuimos a la Nueva Granja Lopsum en Ermelo, una finca, donde una carreta nos llevó de excursión.

Estábamos muy contentos por el trato dispensado a nuestro caballo, Jelle. Se veía saludable y relajado. Era muy recompensante ver como estaba disfrutando de su trabajo halando la carreta en la que íbamos.

Cuando hablamos con nuestro guía y con el dueño anterior de la granja pudimos apreciar su cuidado hacia los caballos. Nos contaron una historia que me gustaría repetir porque ilustra algo que muchos dueños de caballos y expertos equinos no comprenden.

Es la historia de un caballo de carga Belga que fue vendido a la edad de 3 años a un granjero. Luego de un tiempo el comparador llamó para informar que el caballo no quería trabajar.

El dueño original decidió revisar qué estaba sucediendo. Encontró al caballo muy nervioso y delgado. No entendía como el animal había desmejorado tanto.

El caballo era el único equino en la granja. Los caballos son animales que conviven en manadas y no pueden estar en solitario. Esa amistad les da sensación de seguridad.

La creación de lazos toma tiempo y los animales deben aprender a conocerse y confiar en los otros. Los caballos de igual tamaño se hacen amigos más fácilmente.

Romper lazos de amistad genera estrés y duelo. Los caballos se deprimen e incluso pueden enfermarse.

Los caballos que son vendidos varias veces son separados repetidamente de lazos creados. Por lo tanto es fácil entender las razones por las cuales esos animales pueden sufrir estrés y depresión.

Los BFRAPs toman en cuenta ésto en la selección de las flores para los problemas emocionales y de conducta.

Cerca de la propiedad vimos una yegua con su potranca. Nos deleitamos con sus pelajes y la forma como la madre cuidaba de la pequeña. Disfrutamos del día y llegamos a la conclusión de que encontramos siempre inspiración en la naturaleza.